sábado, 27 de julio de 2013

Luces



La Mujer Maravilla comenzó a girar y una estela de reflejos salpicó las paredes. El  Hombre Invisible la contempló con envidia.



Era un perfecto triángulo amoroso. Hasta que ella decidió apagar la luz para desnudarse de sus sombras

Los hijos

LOS HIJOS                                                              A Nahuel, Lihué y Rayén Suelen jugar a la pelota por las ...