lunes, 1 de junio de 2015

NI UNA MENOS

COTIDIANO
epite que la quiere. Una y otra vez, como una plegaria, en voz muy baja. Ella asiente con los ojos cerrados y la cabeza baja. Se afana por abrirlos para verificar si miente.

(microrelatos de 33 palabras)
DIBUJO. Mariela González

Un café en los tiempos de Macri

(RafaelGuardia.-Foto Dagna _Faidutti) días de juicio ......................... os cuatro dejan enfriar un cortado en la esquina de...